francia
Presidente Nicolas Maduro se dirige a la nación y al mundo tras magnicidio frustrado PDF Imprimir E-mail
Escrito por MPPRE   
Lunes, 06 de Agosto de 2018 14:12

Buenas noches queridos compatriotas, nos encontramos en este momento en el Salón Simón Bolívar del Palacio presidencial de Miraflores.

Hoy 4 de agosto precisamente, día sábado de este año 2018. Luego de tener un acto verdaderamente bonito, extraordinario de aniversario de nuestra Guardia Nacional Bolivariana, un acto de demostración de disciplina, de honor, de fuerza de la Guardia Nacional Bolivariana que ha sido y es garantía de paz, de protección a nuestro pueblo.

Tuvimos un acto en horas de las tarde, bueno, celebrando —como siempre— el día de la Guardia Nacional Bolivariana y el día del pueblo. Cuando este acto se desarrollaba sin ningún tipo de problemas, y ya nos encontrábamos en el cierre, luego de haber escuchado el discurso extraordinario de su comandante general mayor genera López Vargas, extraordinario, lo felicité por las palabras que dio a nombre de todo el componente.

Ya nos encontrábamos en la fase final del acto en la avenida Bolívar, todos los que conozcan Caracas, y los que no lo conozcan también deben saber que la avenida Bolívar es una avenida muy emblemática para el país, para la historia de la revolución. Fue en la misma avenida Bolívar allí donde hemos acudido decenas de veces a los actos de demostración de fuerza, de moral, de espíritu revolucionario de Venezuela, fue en esa avenida Bolívar que un 4 de Octubre del año 2012 cerró su campaña electoral y fue su último acto público, nuestro comandante Chávez, acto que quedó en la memoria popular, en el recuerdo popular, en el mito popular. Fue el acto de despedida de nuestro comandante Chávez, algo muy sentido por los venezolanos y las venezolanas.

Queda en el centro de la ciudad, rodeado por edificios, casas, por el norte, por el sur, por el este, por el oeste, por comercios, están las famosas Torres del Silencio, famosas de décadas, de los años 50, cuando ya nos encontrábamos dando unas palabras finales de despedida para la Guardia Nacional, para nuestro pueblo, precisamente en el momento en que me encontraba denunciando el plan golpista, el plan violento, conspirador contra el pueblo de Venezuela que han ido adelantando y anunciando los factores de la ultraderecha, la ultraderecha venezolana, de la ultraderecha bogotana, colombiana, de la ultraderecha miamera, en un plano de desesperación total, que teníamos tiempo que no veíamos, teníamos tiempo que no veíamos esas declaraciones maximalistas, pudiéramos llamar premonitorias de tragedia, de violencia, teníamos tiempo que no veíamos cómo se alineaban las declaraciones de un Juan Manuel Santos, por ejemplo, diciendo que Venezuela está al borde del final del régimen, que Maduro está al borde del final de su vida, por ejemplo, Juan Manuel Santos lo ha declarado en varias reuniones: “Estamos en los días finales de Maduro…” Y si lo dice Juan Manuel Santos que es parte de la oligarquía asesina bogotana, qué se pueden esperar ustedes. Teníamos tiempo que no escuchábamos a los voceros de Miami, enloquecidos por las redes sociales, y la ultraderecha de aquí enloquecidos, anunciando tiempos finales con dramatismo, sin ninguna base social, política, real en la sociedad venezolana, porque Venezuela está en paz, los venezolanos y venezolanas estamos en nuestro diario laborar en nuestro trabajo permanente.

Estaba en ese momento denunciando el sabotaje al sistema eléctrico, vicepresidente y ministro de Electricidad compañero mayor general Guardia Nacional Motta Domínguez, compañeros vicepresidentes: Jorge Rodríguez, Elías Jaua, Aristóbulo Istúriz, Ricardo Menéndez, compañeros presentes, ministro del Interior Reverol, jefe del Sebin, compañero González López, Alto Mando Militar, general en jefe Vladimir Padrino López, estaban todos presentes en ese acto, y precisamente estaba yo denunciando sabotaje especializado, milimétrico y terrorista contra el sistema eléctrico. Han retomado la guerra eléctrica pero precisa, directa, directa para dañar al pueblo y para ensayar escenarios de violencia que han fracasado y seguirán fracasando, seguirán fracasando sin lugar a dudas.

Cuando yo estaba convocando al pueblo a inscribirse en el censo del transporte, para la nueva política de hidrocarburo interno necesario para el país, cuando estaba denunciando y diciendo: “No bajemos la guardia”, estaba diciendo; ustedes pueden ver la repetición del mensaje, compañero Jorge Rodríguez ¿Podemos repetir parte de ese mensaje? Que el pueblo lo vea completo, ese mensaje de despedida del acto y lo estaba diciendo: “No bajemos la guardia porque la conspiración ha retornado”, en ese mismo momento explotó frente a mí un artefacto volador, una gran explosión compañeros, mi primera reacción fue de observación, de serenidad porque tengo confianza plena en el pueblo y en la Fuerza Armada, plena, de su lealtad y a mí me protege Dios, sí, me protege Dios pero aquí en la tierra me protege el pueblo y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, por eso estoy de pie.

Vivo y victorioso, listo para seguir las batallas y combate que me toque por siempre.

Inclusive, llegué en el primer momento a pensar que era parte, algo había pasado con algún juego pirotécnico, algún explosivo de estos de final del acto, pero observé que todos los soldados estaban firmes y en ese mismo momento, de segundos, microsegundos hubo una segunda explosión por detrás de unas tarimas donde estaban familiares y oficiales del lado derecho mío, que es lo que observan ustedes en las imágenes, que hay gente que sale corriendo porque siente la onda explosiva, el golpe explosivo y el resto del personal encuadrado también se resguarda, corre y camina resguardándose de la segunda explosión que se escucha. Todo esto, bueno, genera en su momento confusión, y yo observando para ver qué sucedía verdaderamente, en ese momento, bueno, todo el operativo de seguridadprotección se activó para garantizar mi resguardo, el resguardo de todos los presentes en el acto y la retirada.

En ese momento se cortó la comunicación, se cortó la comunicación y empezaron las investigaciones de inmediato, se desplegó todo el equipo de investigación, de inteligencia, el equipo policial de orden civil, el Sebin; de orden militar, el Dgcim; en coordinación por el ministro Néstor Reverol. Tengo que informar que han sido capturados parte de los autores materiales del atentado contra mi vida el día de hoy y se encuentran ya procesados.

Ha sido capturada parte de la evidencia y no voy adelantar más pero ya la investigación está muy avanzada, sin lugar a duda hemos despejado la situación en tiempo récord y se trata de un atentado para matarme, han intentado asesinarme el día de hoy y no tengo duda que todo apunta a la derecha, a la ultraderecha venezolana en alianza contra la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado, no tengo dudas, la saña asesina de la oligarquía colombiana,estoy seguro aparecerán todas las pruebas, estoy seguro, pero los primeros elementos de investigación apuntan a Bogotá, por eso los anuncios dramáticos del final de Maduro, del final del régimen. Es que Juan Manuel Santos entrega la presidencia el 7 de agosto, el 7 de agosto, y no se puede ir sin echarle una broma a Venezuela, sin hacerle un daño, una maldad a Venezuela, la hemos despejado todas, todas, todas las maldades en la frontera. Máxima alerta Fuerza Armada Nacional Bolivariana en la frontera, inteligencia, contrainteligencia, coordinación popular, máxima alerta.

Y apuntó directamente, gracias a Dios tengo una protección especial, así lo siento así, tengo la protección de nuestro Dios el creador, de nuestro Señor Jesucristo; tengo la protección de la Santísima Virgen de la Chiquinquirá, de nuestra Chinita. Hoy le di un saludo especial a un regalo que me dieron, y sentí su amor y su bendición, y tengo la bendición, la oración y la protección de ustedes queridos y queridas compatriotas de Venezuela, de la mujer humilde, de la mujer madre, de la mujer abuela, de ustedes hombres combatientes, de ustedes jóvenes, niños y niñas, yo sé que tengo la oración de ustedes, el amor de ustedes, y no han podido ni podrán conmigo; y no han podido ni podrán con nosotros, tengan la seguridad que continuaremos el rumbo de una patria que quiere paz, desarrollo, prosperidad, felicidad, tranquilidad, amor.

No se conoce de manera abierta un atentado contra un Presidente de la República desde aquel atentado contra Rómulo Betancourt.

No es costumbre venezolana los magnicidios. No viene de Venezuela la idea de magnicidio, de atentados. Los venezolanos dirimimos nuestras diferencias con la palabra, con el debate, con el voto popular, y están introduciendo a la vida política del país elementos que no son venezolanos, la quema de seres humanos hace un año, la violencia para tratar de imponer razones que no pueden imponer por la política, intentos de golpes de Estado, todos frustrados, todos derrotados, y ahora un atentado contra el Presidente de la República, grave, yo lo siento compañeros, Elías, hemos pasado tantas cosas juntos, yo lo siento, y le digo a la burguesía venezolana, le digo a los opositores que quieren vivir en su país, yo soy la garantía de la paz para que ustedes vivan en este país. Si algún día me hicieran algo, tendrían que verse esa derecha las caras con millones de humildes, de obreros, de campesinos, de soldados en las calles haciendo justicia por su propia mano, haciendo justicia por su propia mano, y no quedaría polvo sobre polvo de ustedes oligarcas.

No quedaría polvo sobre polvo. Y es lo que está buscando el imperialismo norteamericano, la oligarquía bogotana, una Venezuela en violencia, en guerra civil, en enfrentamiento fratricidio, fratricida, hermanos contra hermanos.

¿Qué hubiera pasado si hubiera tenido éxito este atentado contra mi vida? ¿Qué estaría pasando hoy en las calles de Venezuela? No quiero dramatizar pero sin lugar a dudas es muy grave, se pasaron y se comieron la luz la ultraderecha venezolana, en su odio, en su desesperación. Claro, como no viven en Venezuela contratan a un grupo de sicarios que ya están capturados y están debidamente procesados, he conversado con el Fiscal General de la República, doctor Tarek William Saab, quien fue testigo del evento, él estaba sentado a mi lado junto a Cilia también, Cilia estaba a mi lado, después he visto en los videos cómo Cilia, bueno, es sorprendida; después recuerdo cada una de las cosas que nos tocó pasar en ese momento y mi mente siempre estuvo, mi mente siempre estuvo clara de qué puede estar pensando el pueblo, cómo puede percibir el pueblo esto, era lo que le decía a los escoltas: Hay que hablarle al pueblo, no vaya a ser que el pueblo se desespere. Y por eso estoy aquí, le dije al ministro Jorge Rodríguez que avanzara un mensaje de tranquilidad a todos los venezolanos y a todos nuestros amigos, y a nuestras amigas en el mundo entero: Estoy bien, estoy vivo y les puedo decir, después de este atentado, estoy más decidido a luchar, a hacer la revolución y a vencer por el único camino que tenemos.
El camino de la paz, la Constitución. La Revolución Bolivariana sigue su camino y hoy estoy más decidido que nunca a seguir ese camino.

Nosotros queremos la paz, siempre lo decimos, la convivencia. Y la ultraderecha piensa que puede imponerse por cualquier vía en el país, es muy grave lo que han hecho, las investigaciones van a ir al fondo, caiga quien caiga. El Fiscal General es un hombre capaz, inteligente y valiente, y estoy seguro que con los avances que tenemos irá hasta el final, caiga quien caiga, no hay vaca sagrada, no hay apellido sagrado aquí. Y también solicitaremos como debemos solicitar, a los responsables que estén viviendo en el exterior, sobre todo en los Estados Unidos de Norteamérica. Ya las primeras investigaciones nos indican que varios de los responsables intelectuales, financistas de este atentado contra mi vida viven en los Estados Unidos de Norteamérica, en el estado de La Florida; espero que el gobierno del presidente Donald Trump, esté dispuesto a combatir grupos terroristas que pretenden cometer magnicidios o atentados contra países pacíficos de nuestro continente, en este caso Venezuela.

Así lo digo, espero que en el avance de las investigaciones tener la colaboración de los gobiernos del continente donde están parte de estos reductos de la ultraderecha fascista.

¿Qué desespera a estos grupos? ¿Por qué han tomado la opción de la conspiración otra vez? ¿Por qué han tomado la opción máxima de un atentado y asesinato al Presidente de la República? ¿Por qué? ¿Qué buscan? ¿Qué los desespera?

Hay que pensar muy bien.

Yo estoy seguro que un elemento que los desespera mucho, mucho, mucho, estoy seguro es el programa de recuperación, crecimiento y prosperidad económica que he activado y que el 20 de agosto va a tener un momento especial con la reconversión monetaria y una reconversión económica, financiera y fiscal integral. Vamos a voltear la situación económica para sacarle la base a los mecanismos de guerra económica contra el pueblo. Ya ellos han evaluado los anuncios y preanuncios, y están muy desesperados porque saben que el programa de recuperación económica es la respuesta que necesita Venezuela y está bien diseñado. Y en su implementación le va a traer al país tranquilidad, prosperidad, recuperación, crecimiento económico.

Ya lo saben que por primera vez en estos cinco años tenemos un programa integral, bien pensado, muy bien pensado, bien trabajado, pertinente con la realidad nacional. Que amerita grandes cambios que va a haber y estoy seguro que esos grandes cambios van a ser acompañados como están siendo acompañados por la inmensa mayoría de los venezolanos y las venezolanas. Estoy seguro. La gente de bien, la gente que quiere tranquilidad, prosperidad, que quiere que se arregle la situación económica, que quiere que se acabe la guerra económica, estoy seguro.

Estaba hablando precisamente del censo del transporte, vamos a un cambio y le vamos a quitar a las mafias del combustible, le vamos a quitar su negocio de mafiosos y de ladrones. Le roban al país más de 6 mil millones de dólares por año, llevándose la gasolina del país. Y yo ya tengo la respuesta y la solución, la tengo, la tengo. Pero para eso necesitamos el censo del transporte verificado, impecable. Y los desespera, entonces ellos mandando, algunos han llegado a la locura de llamar a un paro nacional de transporte contra el censo del transporte; se habrá visto tal locura. Han llamado a sabotear la inscripción en el censo del transporte. Pero si cuando se activa una solución esta gente ni lava ni presta la batea, yo lo estaba explicando cuando explotaron los drones del atentado que me han hecho el día de hoy. Lo estaba explicando al detalle.
¡Qué cosas! ¿Verdad? Uno que cree sus cosas del más allá precisamente trataron de matarme en el momento que estaba explicando un elemento clave del cambio económico radical que vamos a experimentar y a vivir para bien los venezolanos del 20 de agosto en adelante. Cosas de la vida ¿Verdad?

Cuando estaba llamando a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, la Guardia Nacional Bolivariana y a nuestro pueblo a incrementar el censo del transporte, porque necesitamos el censo del transporte. Saber cuántas motos, cuántos carros, cuántos autobusetes, cuántos autobuses, cuántos vehículos de carga existen en el país, saber su uso, saber el consumo que tienen de gasolina, de gasoil, de gas, etc., para nosotros poder ir en una política de subsidio directo y cortarle las manos a las mafias que en la frontera se roban con complicidad y apoyo del gobierno colombiano, se roban la gasolina, y se roban los combustibles de Venezuela. ¿O miento? Les digo a ustedes compatriotas, ¿o miento? Estaba en ese momento llamando como llamo, aquí estoy de pie otra vez, firme, llamo a todos los transportistas, llamo a todos los dueños de vehículos del país a incorporarse en todas las Plazas Bolívar a partir de hoy al Censo Nacional de Transporte para una nueva política sana y necesaria del combustibles interno en Venezuela, y les pido todo el apoyo aquí, a mi ser, y a este programa de recuperación económica.

Así que es mucha la locura que se ha desatado en el odio miamero y colombiano, de la oligarquía colombiana, la locura total, de quienes se acostumbraron en Colombia a matar al oponente, a capturarlo, a torturarlo, a ponerle bombas; cómo mataron a Gaitán hace 70 años, cómo mataron a los jefes revolucionarios de las guerrillas en los años 50, 60, 70, a todos los dirigentes del M-19, a los dirigentes de la Unión Patriótica, más de 5 mil asesinados ¿Cuántos asesinados llevan ahora después del acuerdo de paz con la FARC? Gente humilde, los más humildes, parece que no tienen quien les duela la muerte de estos combatientes, 70 años o más, quizás dos siglos.

¿No trataron de matar a nuestro Libertador Simón Bolívar? ¿No mataron a nuestro padre Antonio José de Sucre? Es que es la muerte, que en política la muerte fratricida viene de Bogotá, de su oligarquía.

Nuestro pueblo debe tener claro, y no podemos permitir, bajo ningún aspecto, que ellos nos metan su veneno de violencia, de muerte, de odio, no, Venezuela debe tener su vida política, de respeto institucional, democrática, constitucional. Si de algo sirva este atentado criminal, ordenado desde Bogotá, y ejecutado por sicarios que ya están capturados, si de algo sirva para la reflexión nacional, es para fortalecer nuestra conciencia venezolanista de paz, nuestra conciencia, que nuestros hijos, nuestras hijas, nuestros nietos, nuestras nietas tienen que crecer en un país de concordia, de convivencia, de coexistencia pacífica; un país donde el Estado y las instituciones respeten al pueblo, y donde el pueblo respete a su Estado y sus instituciones; es un país democrático, sólido. Eso debe ser el norte nuestro, debe ser el norte nuestro, cuántas cosas hemos pasado, cuántas cosas hemos aguantado, porque quieren ponerle la mano a Venezuela, porque quieren apoderarse de nuestras riquezas, de las grandes riquezas que tiene Venezuela, la primera reserva —certificada— mundial de petróleo, entre otras grandes riquezas que tiene nuestra patria, porque quieren revertir el proyecto rebelde, revolucionario, independentista de nuestro Libertador Simón Bolívar, traído al siglo XXI por nuestro Comandante Chávez, que es la otra gran riqueza espiritual, ideológica, política, cultural, humana que tiene nuestro país hoy, así es, cuántas cosas han ensayado, y debe haber plena conciencia.

Nuestro gobierno gobernando junto al pueblo, preparándose para el éxito del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, nuestras fuerzas políticas, los partidos de la revolución, los movimientos sociales creando conciencia, preparándose para los nuevos combates, y manteniéndose movilizados de manera permanente en la comuna, en el sindicato, en la UBCh, en el comité de bases, en todas las fuerzas del Gran Polo Patriótico, del Partido Socialista Unido de Venezuela, en todas las fuerzas revolucionarias, mayoritarias de nuestro país, y nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana cohesionándose cada vez más, con la mayor moral combativa, cuidando cada detalle, líderes militares de la patria, cuidando cada detalle, porque Venezuela tiene que ganarse el derecho al futuro, y para ganarse el derecho al futuro tiene que garantizar el derecho a la paz de toda la sociedad.

No pudieron, ni podrán. Si Dios con nosotros, ¿quién contra nosotros? ¡Nadie! Si pueblo con nosotros ¿quién contra nosotros? ¡Nadie! Unión, unión, máxima unión, que el destino nos depara grandes momentos, grandes triunfos, y en Venezuela triunfará la paz.

Quedará en el recuerdo de la historia lo que hicieron para tratar de detener esta revolución, para tratar de acabarla, y cómo el pueblo se creció, y cómo nuestra patria se creció por encima de ello.

No han podido, ni podrán, se los digo a las oligarquías, han vuelto a fracasar, y en Venezuela tiene que haber justicia con los que han atentado contra mi vida y contra la vida de las altas autoridades que se encontraban en ese momento. Justicia. ¡Máximo castigo! Y no va a haber perdón. Los que se han atrevido a ir hasta el atentado personal que se olviden de perdón, los perseguiremos y los capturaremos a donde se vayan a esconder. Lo juro por el pueblo. Lo juro por el futuro de la patria.
Si algo aflora momentos como estos, es nuestra convicción de que nuestra lucha es la lucha más justa que se haya hecho en esta Tierra, de que estamos del lado correcto de la historia, lo siento aquí en el corazón desde que vi explotar ese dron frente a mí; ese dron venía por mí; pero había un escudo de amor que siempre nos protege; estoy seguro que me toca vivir muchos años. Amén. Pero todos los años y días que me toque vivir lo viviré para ustedes compatriotas, amados compatriotas, sigan ustedes en lucha también, en combate permanente.

Me preparo con la mayor de mis energías y fuerzas para seguir dándole amor al pueblo de Venezuela, y estoy seguro que los pasos que vamos a dar desde el 20 de agosto en el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, van a coronar con el éxito, y el éxito de ese programa va a ser la tranquilidad y la felicidad de la gente.

Digo hoy 4 de agosto, no pudieron. Digo hoy 4 de agosto que viva la vida, que viva la patria y que viva la paz. Que Venezuela entera siga en paz, y sigamos victoriosos del lado de la verdad y del lado de la vida.

Y digo desde el corazón —con grandes recuerdos para nuestro pueblo— ¡Hasta la victoria siempre!

Siempre venceremos.

Buenas noches Venezuela entera.

 

Otras Noticias

PRORROGAPPPASAPORTESRPVAP2018FMA2viajarfranciaDOBLE NACIONALIDADregistroelectoral

eventosyactividades.jpg
socials

Boutton bulletinkiosqueBoutton ARTISTASMIRANDA

constitution-FRb-todochavezarchivos.png