francia
Del Armisticio del 11 de noviembre de 1918 a la Unión Europea de 2017 PDF Imprimir E-mail

El imperio alemán y los aliados firmaron el acuerdo en el interior de un tren en 1918.

 

 European Parliament Strasbourg Hemicycle - Diliff.jpg

El Armisticio del 11 de noviembre de 1918 fue la culminación de una guerra fratricida entre los pueblos y naciones que generó un terrible balance humano más de 9 millones de soldados muertos sin contar los millones de pérdidas civiles y sin contar las víctimas de los cañones, gaseados, heridos sin reparación posible. Las víctimas se elevan a más de veinte millones y la imposición terrible del Tratado de Versalles al pueblo alemán generó resentimientos y odios que sentaron las bases del nazismo y del fascismo en toda Europa con el estallido de la II Guerra Mundial. En otras palabras, los Aliados (Francia, Reino Unido, Italia que se une en 1915, el Imperio Ruso que se retira en 1917 y los Estados Unidos en 1917) ganaron la guerra contra los Imperios Alemán y Austrohúngaro y el Reino de Italia, pero perdieron la paz con el Tratado de Versalles.

Pareciera que el Armisticio de 1918 resultó ser una especie de pausa premeditada para reactivar la revancha irracional que más tarde el mundo presenciaría con asombro ante las ocupaciones y atrocidades del nazismo durante la segunda guerra mundial.

A los pueblos y naciones no se les pueden imponer, -basados en una supuesta hegemonía de la vieja Europa sobre el resto del mundo-, sanciones unilaterales que los humillen y les conduzcan a la más terrible de las miserias derivadas de la arrogancia imperial. La única forma de superación de los conflictos está en el diálogo a través de los canales diplomáticos existentes.

Aplaudo con mucha sinceridad las manifestaciones de reconciliación que a través de su cuenta Twitter ha hecho el embajador francés en Caracas, Romain Nadal, conmemorando un año más del fin la guerra promoviendo actividades conjuntamente con la embajada alemana en Caracas.

Considero muy oportuno hacer un llamado a la reflexión para que se trabaje con ese mismo espíritu de convivencia pacífica en el contexto actual de la realidad venezolana en la cual la Unión Europea con sus amenazas con sanciones va en sentido contrario al muy válido llamado de reconciliación manifestado por mi homólogo francés en un día tan importante para la historia. En este sentido tanto Francia como Alemania pudieran dentro de la Unión Europea hacer un llamado urgente para el cese inmediato de las amenazas en contra de nuestro país que de manera irracional, inmoral e irresponsable se han ido gestando en los últimos meses dentro de esa organización multilateral.

Hoy acompañaré al pueblo francés en la conmemoración de una fecha que marca aún la historia de los pueblos... no olvidar, hacer justicia, son los únicos caminos de La Paz...la imposición unilateral de sanciones viola reglas elementales del Derecho Internacional, humillan y vejan a los pueblos y naciones, vulneran su soberanía y conduce a la negación del diálogo y, en el peor de los casos, en las grandes potencias, al revanchismo obtuso y militarista y en el caso de los pueblos y naciones oprimidas, a cerrar filas en defensa de sus derechos y de la soberanía.

El gesto simbólico de conmemorar el Armisticio del 11 de noviembre de 1918, puede y debe ser un ejemplo para que no se repita y se aplique una acción parecida a otros pueblos y naciones.

Un gran abrazo y saludos solidarios y fraternos del Embajador Michel Mujica.

 

 

 

 

 



 

Otras Noticias

PRORROGAPviajarfranciapassaportesDOBLE NACIONALIDADDOCUMENTOSENCONTRADOSsregistroelectoral

 

eventosyactividades.jpgsocials

boutonmissionverdad.pngkiosquesiempre ChavezMIRANDAMNOALboutton 

 

constitution-FRb-todochavezarchivos.png